El candidato a la Gobernación de Antioquia por el Partido de la U, Carlos Mario Estrada, aseguró que será el primer responsable de las políticas de seguridad del Departamento y que liderará una acción transversal, integral y contundente que combata la guerrilla y los grupos criminales.

“Ustedes verán en mí al primer policía y soldado de Antioquia”, afirmó. Y agregó que “no permitiremos que el miedo, la zozobra y el temor lleguen a nuestros barrios y municipios nuevamente. No permitiremos que la delincuencia nos arrodille como lo hacía hace algunos años”.

Carlos Mario Estrada precisó que respaldará, de manera decidida, los organismos de seguridad y justicia y fortalecerá su presencia, su funcionamiento y su trabajo; liderará una estrategia que integre a todas las autoridades civiles, militares, de policía y judiciales con las fuerzas vivas de la sociedad civil organizada; y actuará siempre con legitimidad, legalidad y respeto a los derechos humanos.

El candidato por el Partido de la U anunció que institucionalizará nuevamente, como lo hizo Álvaro Uribe cuando fue gobernador, las reuniones diarias de inteligencia y seguridad -REDIS-.

“Todos los días estaré atento a los avances y retos que se planteen. Por eso, la tecnología jugará un papel clave en este tema. Dotaré de cámaras de vigilancia a los municipios antioqueños, lo cual nos permitirá monitorear en tiempo real todo el territorio. Haré todos los días consejos de seguridad físicos y virtuales con todos los comandantes de policía del Departamento. Tendré, desde mi celular y desde mi despacho, un Centro de Control Integrado para saber cómo marcha cada municipio en temas de seguridad y orden público”, subrayó.

Planteó, así mismo, la coordinación estrecha con el Gobierno Nacional de acciones conjuntas que permitan adelantar acciones integrales en aquellas zonas donde hacen presencia los grupos criminales.

“Adelantaremos acciones especiales en el Valle de Aburrá, Nordeste, Bajo Cauca y Urabá antioqueño, combatiendo las Bacrim (bandas criminales), el narcotráfico y los cultivos ilícitos. Acompañaremos la acción de la fuerza legítima del Estado con medidas de carácter social, económico y político”, agregó.

Carlos Mario Estrada se comprometió a adelantar programas de cultura y convivencia ciudadana, que permitan mejorar los niveles de armonía y relación entre los ciudadanos.

De igual manera, dijo que llevará a cabo una política de oportunidades que garantice la inclusión social; una política que fortalezca el dinamismo de los valores colectivos como el diálogo, la tolerancia, la honestidad, el respeto, la solidaridad, la responsabilidad, la laboriosidad, la paz y la justicia, tanto desde la familia y los medios de comunicación, conjuntamente con organizaciones como la Iglesia y las instituciones educativas.

Finalmente, garantizó su compromiso con las políticas de atención de las víctimas del conflicto y  con los fenómenos de desplazamiento que se presenten en el departamento.

Seguridad Ciudadana

Paola Holguín, quien fue asesora de la Presidencia durante los dos períodos de Gobierno de Álvaro Uribe Vélez,  hizo énfasis en que se debe trabajar en distintos ámbitos:

1. Intervención del espacio público. Es importante transformar los espacios de miedo en territorios que alberguen signos y señales que inviten al encuentro, al intercambio, a la visibilización colectiva; que sean lugares generadores de valores positivos y nuevas urbanidades y  que permitan a la ciudadanía la apropiación colectiva del espacio público.

La “Teoría de la Ventana Rota” evidencia que si alguien rompe una ventana en un edificio, y no se la repara rápidamente, otros se verán alentados a romper más ventanas. La ventana rota crea una sensación de desorden que atrae a los criminales, quienes prosperan en condiciones de abandono y apatía por parte del público.

2. Visibilización de las víctimas. Elaboración de duelo individual y colectivo. Construcción de escenarios de reconciliación y perdón. La memoria de las víctimas ha de convertirse en exigencia permanente para deslegitimar toda forma de violencia.

3. Programas de desmovilización y desarme. Restricciones al porte de armas de fuego, entrega de juguetes bélicos por parte de los menores, entrega de armas voluntarias por parte de las pandillas.

4. Cultura ciudadana: conjunto de costumbres, acciones y reglas mínimas compartidas que generan sentido de pertenencia, facilitan la convivencia urbana y el reconocimiento de los deberes y derechos ciudadanos.

5. Promoción de la cultura de la legalidad. La corrupción es un crimen de cálculo. Quien comete un acto de corrupción mide las probabilidades de ser perseguido, procesado y condenado por el crimen que comete y lo compara con el beneficio que ese acto reporta. La impunidad y la falta de sanción social favorecen la impunidad. Mayores niveles de corrupción producen mayores niveles de impunidad y viceversa.

6. Participación ciudadana en el diseño, ejecución y control de las tareas públicas, entre ellas, la seguridad. La seguridad es también producto del esfuerzo colectivo de la ciudadanía. Es responsabilidad de todos.

7. Observatorios del Delito: La recolección, sistematización y divulgación de la información sobre el crimen permite identificar las principales características y tendencias de los diferentes delitos. El índice de criminalidad es una eficaz herramienta para el diseño de las políticas de seguridad ciudadana.

8. Operaciones conjuntas (Fuerzas Militares-Ejército- Fuerza Aérea- Armada), coordinadas (Fuerzas Militares y Policía) y combinadas (fuerzas de diferentes países)

9. Acción Integral: Uso legítimo de la fuerza  más la acción social del Estado.

10. Aporte de los medios de comunicación: Generan conciencia, movilizan la opinión pública y evitan convertirse en caja de resonancia de los criminales al informar con responsabilidad.